EL TIMO DE LA ESTAMPITA

 
      Cuando nos empeñamos en ver las cosas sólo desde una dirección estamos creando una vida determinista, programada, mecánica ...  en definitiva, cambiando libertad por seguridad. Con el tiempo nos llevamos una gran sorpresa: esa seguridad era en realidad una falsa moneda, hicimos un mal negocio al cambiar el tesoro de la libertad por algo sin valor, caímos en el timo de la estampita, es lo que pasa cuando nos dejamos seducir por la avaricia de la seguridad.
    
El sentido del humor puede revelar las falsas seguridades a las que muchas veces nuestro ego se ata.  Las actuaciones de los humoristas son una oportunidad para que exploremos nuestras "seguridades"; sirva este fotograma de Tony Leblanc como homenaje a todos los profesionales del humor, que muchas veces sin saberlo pueden ser toda una puerta a nuestra sabiduría.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada