ABRIRNOS A LA SABIDURÍA DEL OTOÑO

  

      El otoño es un regalo de la Sabiduría de las Estaciones. Sus colores dorados nos recuerdan que todo momento contiene su riqueza y abundancia.
   Cuando una hoja se desprende ante la música del otoño comienza su sutil danza, coqueteando con el aire logra enlentecer su caída … incluso en ocasiones, como impulsada por alas invisibles , remonta su vuelo.


      La contemplación de este gran espectáculo provoca que el tiempo, como tratando de acompañar a la hoja en su danza, trascurra con mayor lentitud, incluso en ocasiones parece que se pare: es la magia de la pausa que enaltece el ritmo. ¿No recuerdas, querido lector, haber vivido esto …? ¿Cuántas veces has quedado extasiado ante la contemplación  de la caída de una hoja … vaciando tu mente de toda preocupación … ? Esta sensación no es obra del azar, sino un fruto de la Sabiduría del Otoño, que nos recuerda que no tiene sentido quedar atados a las hojas del pasado que ya han caducado. Honremos estas “hojas” entregándolas  a la danza de su caída, que anuncia el principio de su descomposición para convertirse en nutrientes de nueva vida.
      ¿Qué te parece ir en busca de un árbol, que nos ofrezca la danza silenciosa de la caída de sus hojas, con la intención de desprenderte de esos pasados que ya no tiene sentido como tales en tu presente, y que sin embargo pueden liberar la energía que dejaste en ellos para que nutra el suelo de futuros inocentes, libres de culpas y juicios  …? Deja que la armoniosa danza  de la hoja, verdadero fruto del otoño, obre la magia de librarte de las cadenas de pasados dolorosos … es simple, tan sencillo como abrirse a la Sabiduría del Otoño.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada