¡ PISA LA RAYA !

 

    ¿Cuando dibujamos en nuestra realidad cotidiana la línea que separa lo posible de lo imposible desde que estado de conciencia lo hacemos ...? ¿Desde los estados de necesidad de nuestro ego ..? ¿Desde lo que los demás esperan de nosotros ...? ¿Desde lo que aceptamos como cierto sin llegar nunca a cuestionarlo ...? ¿Desde falsas promesas de felicidad ...? ¿Desde el miedo al futuro ...?
     La línea de lo posible no ha de dibujarla nuestros miedos, sino que ha de ser sólo un límite momentáneo, que nos permita ordenar y dirigir nuestros pensamientos hacia los anhelos de nuestro corazón. La línea de lo posible ha de ser como el horizonte, que nos plantea un límite que nunca limita nuestro andar.

Cada persona tenemos delante un horizonte diferente, nuestro andar nos puede  encaminar hacia él,  pero su magia  nos impide quedar encerrados en su límite ...  por eso horizonte e imaginación son una sola cosa en nuestro corazón: la llave a nuestra libertad.

     Querido lector,¿qué vas a hacer con esas líneas que dibujaste en el pasado y limitan hoy tu andar ...?  Piensa que el mismo que las dibujo tiene hoy el poder de traspasarlas, de hecho, si lo deseas es que una parte tuya ya se imagina en el otro lado. Habla todos los días con ese emisario que ya habita tus territorios prohibidos y anhelados, déjate seducir por él ... y cuando menos los esperes, sin darte cuenta, estarás al otro lado de la raya. No hay cobardes, sino obstáculos al valor; deja que ese gran emisario que es tu imaginación los vaya, día a día apartando de tu camino. ¡Pisa la raya con tu imaginación y siéntelo con todo tu ser ... no hay miedo que se resista a la unión de sentir e imaginar! ¡Pruébalo, entrénate todos los días! Ya me contarás ...
 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada