DESCÚBRETE ANTE EL ESPEJO

 
     Cuando nos miramos ante un espejo no sólo podemos ver nuestra imagen, también podemos sentir la luz que escapa de nuestros ojos.

Un espejo puede ser el lugar ideal para desnudarnos de los personajes en los que nos encerramos ...  puede ser el espacio mágico en el que descubrirnos lo que realmente somos: un ser único que posee su propia luz.
    Querido lector, te invito a una experiencia: delante del espejo cierra tus ojos e imagina algo bello, algo que te conmueva, que te haga sentir creador de tu realidad ... recréate en ello, disfrútalo, nota como la experiencia es sentida en todo tu cuerpo ....  Después, abre lentamente tus ojos sintiendo que proyectas lo vivido en el espejo, que lo compartes con el mundo, que lo entregas a la vida ... Contempla ahora la luz de tus ojos, compárala con el brillo que tenían antes de esta experiencia ... ¿qué ves ...?,  ¿qué sientes ...?  Ya me contarás ...  

  ¿Qué opinas de repetir a diario la experiencia y ver la evolución del poder de tu imaginación unido al poder de tu sentir? ¿Qué te parece empezar a brillar como lo que siempre has sido: un astro con luz propia ... ?



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada