DISFRUTANDO DEL ARCOÍRIS DE LAS REALIDADES

   
    El sentir de corazón, el que no nace de ningún estado de necesidad, reconoce el sentido detrás de las cosas y de las personas; la mente al no tener esta capacidad recurre a creencias en las que pensar e interpretar los sucesos, de manera que la observación desde ella es siempre una recreación literaria de lo vivido, una pintura metafórica de lo acaecido, en definitiva, una obra artística que emplea las creencias como inspiración.
     Ver desde la mente nos convierte a los seres humanos en artistas que hacen de una realidad un arcoíris de realidades. A partir de ahí podemos interpretar esta riqueza "cromática" desde la dualidad y enfrentarnos por defender nuestro color como la auténtica realidad o ... disfrutar de todos los colores, valorando lo que cada uno aporta al arte de vivir.

Vivimos bajo el arcoíris de las realidades que vamos creando desde las creencias en las que pensamos: somos artistas que interpretan la vida de mil colores.

    Querido lector, te invito a descubrir en los demás el arte de su percepción, a valorar lo que el color de cada uno aporta. No te preocupes por la auténtica realidad, ésta la define nuestro corazón, que siempre está unido y armonizado con el de los demás, contemplando desde su inocencia los juegos de nuestras mentes. Disfruta, hoy, del arcoíris de las realidades con el que te vas a encontrar, y recuerda que la suma de todos los colores da el blanco, símbolo de la pureza que no juzga a nadie por su color.





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada